Futbol, Filosofía del Derecho, Derecho Constitucional y una Invitación



Esta es una nota del Blog es muy poco académica, pero es seria. Tiene como destinatarios a mis tiene es para mis amigos en Cartagena y para mis alumnos de la USB.

El fútbol no es el tema académicamente más relevante. Sin embargo, es un deporte que me gusta mucho (independientemente de que tan bueno o malo sea para jugarlo). En todo caso, recientemente, se las entidades del fútbol nacional (no se exactamente quién) prohibieron el acceso a los estadios con camisetas de los Equipos. El fin de esta norma es evitar la violencia en los Estadios. Francamente no he estudiado el tema. Algunos sociológicos en Argentina, Inglaterra y Alemania han dado buena cuenta de este problema.

Independientemente de lo anterior, me atrevo a hacer un comentario. Si bien el fin no es cuestionable, la medida es altamente cuestionable. Es cierto que la violencia en los estadios nacionales es un problema que ha cobrado vidas. Sin embargo, no se hasta que medida quitarle las camisetas sea útil. Además, no debemos olvidar que tenemos garantías constitucionales: el libre desarrollo de la personalidad y la libertad de expresión. Parece que de un tema futil y vanal, podemos sacar algo bastante interesante.

1. A mis estudiantes de Segundo y Noveno(que se que muchos tienen problemas con la nota y saben que voy a llenar espacios en blanco con "0"). Sería útil analizar esta medida a la luz del Derecho Constitucional Colombiano, en particular, los siguientes aspectos:
a) ¿Podría instaurar una tutela contra las autoridades del Fútbol Colombiano por Violar mis Derechos Fundamentales a la libertad de expresión y libre desarrollo de la personalidad?
b) ¿Hasta que medida es un particular competente para interferir en mis derechos fundamentales? ¿hasta que medida un juez de tutela puede interferir en una decisión de los particulares sobre una actividad económica?
c) ¿Cumple esta medida con el requisito constitucional de proporcionalidad? ¿Es una medida que cumple un fin constitucionalmente válido? ¿Es una medida adecuada? ¿Es una medida proporcional al cumplimiento de los fines?

Sobre estos tres temas hay abundante jurisprudencia y bibliografía. Si alguien se anima, puede mejorar sus problemas en la calificación. Presenten un trabajo de 10 páginas con jurisprudencia y doctrina y podría ser algo bastante interesante. En todo caso, dejo la ventana abierta.

2. A mis amigos (que se que leen esto, salvo mis estudiantes por razones conocidas) Si todo sale bien, en un mes salgo de Cartagena. Tengo una lista de tres cosas pendientes, de las cuales despaché una. La segunda cosa de la lista es ir a un Partido del Glorioso Real Cartagena en su lucha para salir del descenso. ¿Quién se le mide a domingo en el Pedro de Heredia? Luego les cuento la última parte de la lista.
Publicar un comentario