Temas actuales de la teoría jurídica en Colombia

En alguna ocasión, a la pregunta sobre el objetivo principal de la filosofía del derecho, Neil MacCormick respondió parodiando el logo de la campaña Clinton,  “¡Es el derecho, estúpido![1] Contrario a lo que creen algunos teóricos colombianos, especialmente a lo que parece sugerir Diego López en uno de sus artículos,[2] estoy convencido que la academia latinoamericana tiene mucho que decir sobre estos temas a la comunidad internacional. Incluso, creo que sus opiniones han sido recibidas y que existen varios filósofos del derecho latinoamericanos que están considerados como algunos de los más importantes teóricos jurídicos.[3] Aún así, me parece interesante preguntarse cuáles son los temas específicos que la teoría jurídica general, no sólo la filosofía del derecho, debe hacerse en  Colombia. La siguiente es una lista inconclusa de temas, creo, deberían discutirse e investigarse en nuestras universidades:
1.      La Justicia Transicional. No solo el conflicto interno, también los innumerables procesos de paz, hacen parte de la historia reciente de Colombia. Cualquier negociación con los grupos alzados en armas transcurrirá en medio de debates y discusiones sobre qué debe perdonarse y con qué fines.
Este es un tema sobre el que se ha escrito e investigado mucho en Colombia en los últimos años. Aún así, es necesaria más investigación en temas que van desde los puramente dogmáticos como qué delitos pueden perdonarse según la normativa internacional de los derechos humanos, hasta cuáles son los fundamentos éticos y políticos de la justicia transicional, pasando por aspectos críticos como en qué consiste, si es que existe, la transición en nuestro sistema político.
2.      Análisis jurisprudencial. “El derecho de los jueces”[4] de Diego López ha, sin duda, dominado el análisis de las sentencias de la Corte Constitucional en los últimos años. A pesar de las virtudes de esta técnica de análisis, creo que es necesario desarrollar otros métodos de estudio de las decisiones de las altas cortes. En Colombia hacen falta más investigaciones desde puntos de vista tan distintos como el feminismo o el movimiento de “derecho y economía” sobre las sentencias proferidas por la Corte Suprema y el Consejo de Estado. Tales análisis no deberían limitarse a detallar cuál es la jurisprudencia vigente, sino cuál es su impacto en la sociedad, cuáles son sus supuestos normativos, cuál es su relación con las otras partes del ordenamiento jurídico.
3.      Relaciones Estado-Regiones-Sistemas Trans- y supra- nacionales. A pesar de algunos loables esfuerzos por parte de algunos académicos, en Colombia hace falta una mayor investigación y reflexión sobre las relaciones entre los diferentes sistemas jurídicos. Más allá de las discusiones en torno al bloque de constitucionalidad, es necesaria una mayor investigación sobre las consecuencias jurídicas de los diferentes tratados de libre comercio que ha celebrado Colombia en los últimos años, así como su pertenencia a varias entidades transnacionales. En este aspecto, no sólo es necesaria una investigación dogmática sobre cuáles son los tratados vigentes, a qué se ha obligado Colombia, sino una reflexión teórica sobre las consecuencias de estas transformaciones de nuestro ordenamiento jurídico.

Hay muchos temas que deben discutirse y sobre los que quisiera referirme en el futuro. Mi profesor de filosofía del derecho solía decir que en Colombia hay muchos temas trascendentales como para seguir haciendo tesis de grado sobre “el cheque.” La anterior es una lista inconclusa sobre algunos de esos temas.

Andrés Molina Ochoa,


[1] Ver, Legal Philosophy: 5 Questions, editado por M.E.J. Nielsen (New York: Automatic Press, 2007), 184
[2] Diego Eduardo López Medina, “Kelsen, Hart y Dworkin en Bogotá: condiciones de posibilidad de una filosofía local del derecho,” en Teoría jurídica. Reflexiones críticas, editado por Miguel Rujana Quintero,  415-57 (Bogotá: Siglo del Hombre editores, Universidad Libre, 2003).
[3] Eugenio Bulygin y Carlos Santiago Nino, por solo poner dos ejemplos, son figuras centrales en la filosofía del derecho contemporáneas. Jamás he entendido por qué López piensa que la comunidad académica internacional jamás ha apreciado o valorado el pensamiento teórico latinoamericano.  
[4] Diego López Medina, El derecho de los jueces (Bogotá: Legis, 2000).
1 comentario